Nuevo escaparate: Do it yourself!

Desde la escuela apostamos por la creatividad y ¡por los creativos!! Todos y cada uno de nuestros escaparates son pura imaginación, creatividad, trabajo y mucha ilusión. Y todos están creados por gente de aquí, de Gipuzkoa,personas creativas que solo necesitan un pequeño espacio para poder expresar sus ideas y nosotros se lo ofrecemos, las apoyamos y las damos a conocer.

Los escaparates tienen que contar historias y en esta ocasión Iñaki Andrés (Kilate) ha movilizado a 4 creativos que se han unido para crear una gran historia, una idea importante, interesante y que nos debe hacer reflexionar.

Espero que os guste el escaparate y la historia relatada por  Begoña del Teso, (artículo publicado el 18/10/2016 en el Diario Vasco) ¡A nosotras nos encanta!

«¿Sabes qué hay detrás de una camiseta de cuatro euros?»

Iñaki L4buru, Iñaki Kilate, Eli Gorostegi… Origami, graffiti y costura

«Hay algo peor que ser una ‘Fashion Victim’, ¡ser una fashionista clónica; clonada por los monopolios!»
«¿Cómo dejar de ser esa criatura clonada? Muy fácil: ‘Do It Yourself»

Movida de la buena, de la rica, de esa que sacude la conciencia del paseante. Frente a Arcco. El sábado. Bajo el sol que maduraba los plátanos de La Frutería y resplandecía en la terraza del Solairu. Interior/Exterior de la Academia y Estudio de Moda Asun Domínguez. Allí donde una centena larga de mujeres ha recuperado el placer de hacerse ellas su ropa. Para seguir siendo únicas y vestir en exclusiva. Allí estaban preparando el nuevo escaparate gentes altamente interesantes. Aparte de quienes aparecen en la foto, citemos a Erika Santiago (estilismo) y a Óscar Venegas (producción). De y con los encargados de Comunicación (Ropateka) hablaremos otro día.

 

(Eli Gorostegi)

Foto: Eli Gorostegi | Graffiti: Iñaki de L4buru

 

(Eli Gorostegi)

Foto: Eli Gorostegi

Gregorio Ordóñez 6, sábado. Iñaki L4buru, Iñaki Kilate y Eli Gorostegi, en un ‘break’ de su acción.

– Nos habíais convocado a tomar una caña y ver el nuevo escaparate (temporada otoño-invierno) de la academía de Asun.

– Efectivamente. La tela que está pintando L4buru con letras muy orgánicas en el paño sujetado por viejas Singer es el telón de fondo del escaparate acabado. Tras la gran cristalera están mis tres modelos (míos, de Iñaki Kilate), creados con técnicas de origami. Eli, que anda buscando su sitio en este territorio tras haber vivido, currado y dirigido talleres de fotografía en las calles de Latinoamérica, ha sacado las fotos de cómo se ha ido gestando todo.

– A eso me refiero, precisamente. Antes de convertirse en un escaparate esto ha sido una acción callejera. Espectacular y reivindicativa.

– Fotógrafos, diseñadores, grafiteros somos colectivos que hemos aprendido a buscarnos la vida por las esquinas y que cuando nos juntamos en alguna cena o en alguna fiesta desbarramos de lo lindo. Pero no se nos va la olla. Sabemos en qué mundo vivimos y queremos hacer algo para que los poderosos no crean que nos han vencido ni convencido. Y para que quienes pasan por esta calle busquen y encuentren la respuesta a la frase del titular.

Habéis sacado un manifiesto que

en grandes letras se/nos pregunta eso, ¿qué hay detrás de una camiseta que solo vale 4 euros?

– Ese grito lo hemos lanzado en colaboración con Ropateka, que entre otras muchas acciones para acabar con la explotación en el mundo de lo textil, conecta diseñadores independientes con personas que quieren una moda, una vida sostenible, comprometida y de calidad.

– La respuesta que dais, aunque en el fondo la conocemos o sospechamos,

sigue causando espanto.

– Una camiseta no puede costar 4 euros. Ningún diseño puede valer tan poco, casi nada. Hay que reivindicar la mano de obra, la creación y el material. Mira, en esta falda abullonada realizada con la técnica del origami, la papiroflexia japonesa hay 180 piezas de tela, unos 10 metros y las junturas están selladas con silicon. En el vestido negro…

– ¿Creado también en origami?

– El mundo de la moda está fascinado por el entramado que implica esa técnica japonesa y lo sorprendente de sus plisados y plegados. Mira, en ese negro dí un planchado potente y para que las tablas se mantuvieran sin deshacerse realicé miles de puntadas. A mano. Alfiler. Mano. Aguja.

– Un trabajo sin precio, imposible de calcular el coste. Y de pagarlo.

– Exacto. El top amarillo que combino con la falda lo he pintado en acrílico y así lograr una textura acartonada. No, no podría ponerles precio. Pero bueno, soy un diseñador y esto es un desafío. Aparte de una demostración de que en este mundo de la moda nada vale 4 euros si no hay detrás explotación, contaminación y economía sumergida.

– Pero vuestro manifiesto va más allá. Porque además resulta que…

– Si nos vestimos por 4 euros contribuimos a que la moda pierda su(s) identidad(es). Los monopolios del textil la clonifican. Vestimos igual en Donostia que en Singapur. Somos clones a 4 euros. Que es lo siguiente peor a ser ‘fashion víctim’.

– Proponéis una solución. Tiene un toque punkarra interesante.

– Nuestra propuesta ya está en marcha en muchos lugares. Aquí mismo, en esta academia. ¿No crees que es auténtico ‘Hazlo tú mismo’ el confeccionar tu ropa? ‘DIY’ total y además, si tú te hacer tu atuendo dejas de ser clon; eres único. ¿Lo de punkarra lo dices por lo de ‘No Future’?

– Claro, Sex Pistols a tope.

– En realidad, sí hay futuro. Pasa a la acción. Comprar de otra manera lo que te pones es también luchar.

–L4buru, nunca vi a un graffitero trabajar inclinado hacia el suelo

Cierto pero ya sabes, los artistas callejeros no nos rendimos ni aunque no tengamos una pared; actuamos allá donde haya un hueco. Pero tienes razón, hoy no solo lucho con el viento sino que, puesto que el spray está creado para escupir pintura en vertical, al usarlo en horizontal estoy bajo su dominio. Escupe cuando quiere. Y como quiere.

 

 

(Eli Gorostegi)

Foto: Eli Gorostegi – Diseñador: Iñaki Andrés de Kati Kilate

escaparate1-kilate

Escaparate Escuela de Moda Asun Domínguez – C/ Gregorio Ordoñez 6-9, Amara, Donostia

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *