Asun Domínguez

PATRONISTA INDUSTRIAL | DISEÑO DE MODA | MODELISTA CREATIVA

«Cada paso me ha traído hasta aquí»

En 1983 empieza mi aventura con la moda. Después de formarme en Barcelona como patronista y diseñadora,  y después de trabajar para varias firmas del País Vasco, decido especializarme como Patronista Industrial.

Obsesionada  con una perfecta combinación entre el diseño y el corte de los patrones y del tejido, decido trasladarme a Milán en 1992 y especializarme en la  Escuela Internacional Secoli. Aquí descubro los secretos de un buen patronaje, el estudio de los  cortes más adecuados  en todo tipo de tallas y las diferentes morfologías en  los  cuerpos de Señora, Caballero y Niño.

Me he curtido y desarrollado en el mundo de la empresa donde hay que saber sintetizar y pensar las colecciones en conjunto (diseño, tendencias, tejidos, marketing, control de calidad, venta y satisfacción del cliente final).

La pasión por la enseñanza la descubrí  como formadora en el Centro de Estudios AEG y en la Federación Mercantil de Gipuzkoa, hasta que, en marzo de 2014, decidí abrir mi propia academia.

Actualmente dirijo la Academia de Moda Asun Domínguez y, desde el año 2013 colaboro con la Federación Mercantil de Gipuzkoa, asesorando y dando  formación  a los profesionales de la venta en Asesoría de Imagen, Personal Shopper y Visual Merchandising.


Contamos con importantes colaboradores que hacen posible este proyecto día a día. Los profesores son profesionales en activo de diferentes áreas relacionadas con la moda, aportan su experiencia y contacto con la realidad empresarial a las materias que imparten.

NUESTRO EQUIPO
COLABORADORES

Nuestro proyecto se basa en el conocimiento, estas son nuestras señas de identidad:

Trabajamos con las personas

El conocimiento, la ilusión y toda la energía necesaria para el cambio y la mejora residen en las personas, una a una, pero también organizadas y en equipo.

Nos gusta nuestro trabajo.

Nuestra materia prima es el conocimiento, algo que no se genera con horario fijo o en espacios concretos. De ahí que no establecemos rígidas separaciones entre nuestra labor de formación y otras facetas de nuestra vida.

Colaboramos de manera abierta

Con cada caso y proyecto generamos conocimiento, pero nuestro valor no reside en atesorarlo, ni en métodos y técnicas privativas a resguardo de otros profesionales, sino en abrirlo a nuestra comunidad.

Somos red

Se refleja y apoya en nuestros blogs y en los medios sociales en que participamos. A través de estos canales distribuimos y compartimos conocimientos, ideas e inquietudes.

Somos una comunidad de práctica

Aprendemos a través de conversaciones entre iguales, cuyo fundamento no está tanto en el qué sino en el cómo.

Nuestra forma de trabajar se define en estos principios:

Buscamos imprimir carácter y sentido personal a lo que hacemos

Cada caso es un proyecto nuevo. En él incorporamos nuestra materia prima, el conocimiento abierto, así como el aprendizaje anterior y la experiencia renovada. En este marco, innovar no es una actividad instrumental sino un imperativo implícito.

Aprendemos a través de la experimentación y del error

De la corrección del rumbo planificado, y nos renovamos con cada trabajo. Ya que el aprendizaje sucede antes, durante y después de cada proyecto, la acción y la revisión resultan imprescindibles para aportar soluciones.

Buscamos divertirnos con cada trabajo

Porque para anclar y asimilar los aprendizajes es fundamental la ilusión y la emoción por el trabajo bien hecho. Por eso compartimos esta pasión con las personas con las que colaboramos.

La diversidad es una de nuestras principales riquezas

Trabajamos con personas y aprendemos de lo diferente, no tanto de lo conocido. Incorporamos a nuestra red a quienes pueden aportar conocimiento, ideas y experiencia en sintonía con la manera de hacer propia de la confección artesana e industrial.

Confiamos en la meritocracia como vía de desarrollo

Ser parte de una red posibilita buscar, para cada proyecto, las personas y los conocimientos idóneos, porque la prioridad reside en que el proyecto culmine con éxito. Sabemos que esto es lo mejor para nuestra reputación y fiabilidad a largo plazo y para construir relaciones de confianza con nuestros clientes.